Que bonito es…

19 marzo, 2010

Diseñar es bien chido, unas veces más complejo que otras, pero siempre el proceso resulta emocionante. Desde que uno platica con el cliente y va detectando lo que este requiere, la parte del bocetaje, pruebas del color, etc.

Pero lo mejor, creo que para cualquier diseñador es ver el resultado final y ver las aplicaciones reales del producto. ¡Eso, es la pura felicidad!

Les dejo aquí, una probadita de la ejecución de imagen para Las Campanas, un salón de eventos y banquetes.

Desarrollo de logotipo, pruebas de color y ejecución final.

Ejecuciones físicas y desarrollo de Menú y tarjetas de presentación